Que soy

En acción

Hace poco tuve una conversación con  una de las personas más importantes en mi vida que me hizo ver que hoy por hoy solo soy un aspirante a escritor, aspirante a fotógrafo, ya que no me dedico a ello, no he expuesto mis fotos ni publicado ningún libro. No he estudiado periodismo ni he cursado Fotografía, por lo que tiene toda la razón. Pero después de esa conversación comencé a pensar como llamar a lo que hago, como definir esta afición mía a las letras y a la fotografía, estas ganas que tengo de captar con mi cámara un instante y tratar de explicarlo con palabras, o ilustrar mis palabras con una imagen que ayude mejor a comprenderlo,

Así que comencé a buscar epítetos para poder explicar a alguien que no me conozca que es lo que hago cuando no estoy durante mi jornada de trabajo remunerado regularmente y se me ocurrieron estos:

Un ilustrador de palabras

Un redactor de imágenes

Un atrapainstantes

Un descriptor de instantes congelados

Un cuentasueños

Un buscador de momentos

Un constructor de historias

Un arquitecto de fantasías

Un diseñador de escenarios

Un confabulador de minimalismos

Un conspirador de detalles

Un juglar despistado

Un hilador de recuerdos

En definitiva, aquí estoy ofreciendo mis letras mi cámara para quien quiera ser retratado o descrito o inmortalizado con

una imagen o mil palabras…

Anuncios
Publicado en Fotografía, frases, Letras, Periodismo, Relatos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Atrapado



Una mañana, un hombre entra en los ascensores de una comunidad, se para el ascensor entre la planta 6 y la 7, “Lo que faltaba” piensa malhumorado, “y después de los días que llevo. Mi novia se marcha con mi mejor amigo, la anterior, una Leucemia se la llevó”, y toda su vida había sido así. Lee un cartel de asistencia en el ascensor,. Desesperado por el momento, llama.

– Hola, buenos días, asistencia de ascensores al habla. Soy Marga ¿Díganos en que podemos ayudarle?

– No sé si podrán ayudarme, estoy totalmente perdido, me encuentro al borde del abismo

– Disculpe caballero, creo que no le he entendido bien. ¿Está en un ascensor, en la calle Costanilla vieja, número 5?

– Sí, debe ser lo poco que tengo claro, donde estoy físicamente, porque por el resto, me encuentro totalmente desubicado

– Caballero, ¿Me puede explicar que le sucede, se ha quedado atrapado?

– No, no estoy atrapado, o sí, pero no por este ascensor, quizá estar aquí es lo único que me mantiene con algo de esperanza

– Disculpe de nuevo, pero sigo sin entender nada. Usted ha pulsado la campana del ascensor, y esto es el servicio de Rescate para ….

– Eso es justo lo que necesito, que alguien me rescate, que me ayude a ver la luz, estoy sumergido en un laberinto emocional y no encuentro la salida, solo un foso de desesperación, que me empuja a acabar con todo

– Caballero, nosotros solo nos ocupamos de sacarle del ascensor, me gustaría poder ayudarle, pero no creo que sea posible porque….

– Sí, entiendo. Marga, ¿Puedo hacerte una pregunta?

– Eh…. esto… bueno, sí claro

– ¿Eres feliz?

– Me temo que no puedo contestar a esa pregunta, este servicio es para ayudarle, y poder sacarle del ascensor, no podemos contestar a preguntas de otra índole. Así que dígame si puedo ayudarle a salir.

– No, eso es justo lo que no quiero

– ¿Cómo se llama?

– Arturo

– Lamento su estado, Arturo, me gustaría poder ayudarle…

– No respondiste a mi pregunta, y me gustaría saber tu respuesta

– Depende de lo que cada uno considere ser feliz

– ¿Qué consideras que es la felicidad, Marga, que es lo que te hace o te haría feliz?

– Buff, no tengo respuesta para eso. No sé que me haría feliz. Pero me conformaría con poco.

– Yo no soy feliz, ¿Quieres saber por qué?

– Creo que lo que diga no va a condicionar su respuesta, así que cuéntemelo.

– Porque todo cuanto he ido amando, me ha ido dejando, con un vacío enorme en el corazón

– ¿Mal de amores?

– Ausencia, todas se fueron yendo por el mismo sitio por donde llegaron. Soy un tipo peculiar, y eso puede llegar a asustar, o intimidar.

– Arturo, ¡Sí que es peculiar!

– ¿Te asusto?

– No, creo que hoy necesitaba muchísimo esta llamada, no sé quien está rescatando a quien

– Por descontado tú a mí, Marga

– No te creas, necesito saber que también se me escucha, y tengo la sensación que tú sabrías escucharme

– ¿Has tenido un mal día?

– Ya casi no recuerdo lo que es un buen día.

– Al final si que te tendré que rescatar yo a ti

– Apareces como Richard Gere en Oficial y Caballero, y adiós a mis males, al menos por hoy

– No me atrevería, pero ahora mismo, eres la única motivación para salir de aquí

– jajajaja, era una broma, como vas a sacarme de mi trabajo

– ¿Y por qué no?

– ¿Y por qué sí?

– Porque tú lo imaginaste

– Arturo, creo que tengo que abandonar la conversación, antes de que se den cuenta de que en realidad no estoy atendiendo a nadie

– ¿Cómo que no?, ¿Quién soy? Un cliente más, pues exijo el mismo trato que cualquier otro. Marga, ¿Quieres tomar un café?

– Me quedan dos horas todavía

– Pues te espero, ¿Quieres?

– Estás loco, pero sí

– Estás loca, eso me gusta

– ¿Dónde quedamos?

– ¿En mi ascensor?

– Perfecto

– No, es broma, prefiero un sitio donde pueda sentarme a tu vera y escucharte hablar, y que me cuentes.

– Nos vemos a las 8 en la Cafetería Dalmau, en la calle de la Diligencia

– La conozco

– Pues allí nos vemos

– Vale, pero…. ¿Cómo te reconoceré?

– Ah, claro, mi cara ya no tendrá el aspecto que tenía antes de entrar en el ascensor, por lo menos la de desesperación

– ¿Sabes? Yo me alegro de esa desesperación, pues si no, no hubieras tenido la osadía de llamar para pedir rescate.

– ¿Y si soy un psicópata que se dedica a llamar a las campanas de los ascensores, para embaucar a la operadora de turno, quedar con ellas y….?

– Pues… quizá sea mejor que no quedemos. ¿Lo eres?

– ¿Te atreves a descubrirlo?

– Por supuesto, carpe diem

– Hasta ahora, Marga

– Hasta dentro de un ratín Arturo

– ¿Pero cómo te reconoceré?

– Llevaré un libro, “La insoportable levedad del ser “ de Kundera

– No podía ser de otra forma

– Espérame en la barra

Dos horas más tarde, se podía ver a una pareja, en la Cafetería Dalmau, hablando muy animadamente, de lo divino y lo humano. Si alguien se asomara a las vitrinas de la cafetería, pensaría que son pareja, sus miradas se cruzan, provocando sonrisas cómplices. Nunca se sabe si tu osadía y inconsciencia pueden llevarte a buen puerto, o que te tomen por loco, pero ya lo dice el dicho,

Prefiero pedir disculpas a pedir permiso

 

Publicado en Fotografía, Letras, Relatos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mujerón

ESTABA CONVERSANDO SOBRE  LO QUE ES UN “MUJERÓN”…
Y MI AMIGO EMPIEZA A DESCRIBIR LO QUE PARA ÉL SIGNIFICABA UN “MUJERÓN”
 
 Describió los pechos, la cintura, los labios, las piernas, y el color de los  ojos. Decía que un mujerón tiene que ser una rubia de 1.80 m, siliconizada y  sonrisa Colgate.
  Mujerones dentro de ese concepto, no existen muchas: Kim Kardasian, Megan Fox, Adriana Lima, Laetitia Casta, Bar Rafaeli, Ariadna Artiles o Eugenia Silva
 
Y PARA TÍ: ¿CÓMO DEBERÍA SER UN MUJERÓN?, ME PREGUNTA. Y YO,  MEDITANDO UN RATO, EMPIEZO A DESCRIBIRLA:
Un “mujerón” es aquella que toma dos autobuses para ir a su trabajo y dos más para regresar. Que cuando llega a su casa, encuentra un cesto de ropa para lavar, los deberes de los niños para revisar y una familia hambrienta para alimentar.
Un “mujerón” es aquella que va de madrugada a hacer cola para garantizar la inscripción de sus hijos en el mejor colegio y aquella jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión insultante.
Un “mujerón” es la empresaria que administra decenas de funcionarios de lunes a viernes y una familia todos los días de la semana.
Un “mujerón” es aquella que regresa del supermercado con varias bolsas después de haber comparado precios y hacer malabarismos con el presupuesto.
Un “mujerón” es aquella que se depila, se pone cremas, se maquilla, hace dieta, ejercicio, usa tacones y lencería, se arregla el pelo y se perfuma, sin tener ninguna invitación para ser portada de revista.
Un “mujerón” es aquella que lleva los hijos al colegio y los va a buscar, los lleva a las clases de natación y los va a buscar, los lleva a la cama, les cuenta historias, reza con ellos, les da un beso y apaga la luz.
 
Un “mujerón” es aquella madre del adolescente que no duerme mientras éste no llega sano y salvo a casa y que bien temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo el café.
 
Un “mujerón” es aquella que sabe dónde está cada cosa, lo que cada hijo siente y cuál es el mejor remedio para la tos, para los deditos magullados y para las pesadillas.
 Dedicado a las mujeres de mi familia, a la mía propia, a todas mis amigas que son un “MUJERÓN” y a mis amigos que tienen un “MUJERÓN” en casa por si no se acuerdan de valorarla y amarla…
Publicado en Fotografía, Letras, Relatos | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El mundo está cambiando

Es asombroso como gracias a la democratización de información que ha supuesto Internet, estamos siendo conscientes de acontecimientos de los que quizá hace años no hubiéramos obtenido ningún tipo de información.

Me refiero por ejemplo a Egipto, como hemos podido ir siguiendo los acontecimientos y la marcha de su dictador Mubarak. Conociendo casi al momento los movimientos de la oposición, las marchas en contra del gobierno autoritario que regía el país africano.

Pero no solo ha supuesto que nosotros, “infieles”, seamos testigos de la caída de una dictadura y la posible transición a una democracia, si no que otros países inmersos en la misma tipología de gobierno y religión hayan comenzado a plantarse y tratar de hacerse escuchar y acabar con estos tipos de regímenes autoritarios donde el poder se concentra o en una persona o en una familia Real. Existen algunas dictaduras comunistas y el resto son por motivos religiosos, son iguales en fondo aunque no en forma, en las primeras es normalmente un militar quien concentra todo el poder y en las segundas normalmente la mayor autoridad religiosa también es la máxima autoridad legislativa, judicial y política.

Lo grandioso es que algunos de estos países Internet ha ido filtrándose en la ciudadanía y extendiéndose de manera paulatina e ilegalmente, sembrando raíces de cambios que ahora están germinando, convirtiéndose en revoluciones culturales, en movimientos prodemocráticos, en manifestaciones reclamando la soberanía popular. Y a Egipto se han unido Túnez, Marruecos, y recientemente Libia, donde las represalias gubernamentales han sido durísimas y sangrientas.

Gadaffi, después de más de 40 años de hegemonía, debilitado por la edad, ya tenía prevista su sucesión, elevando al poder a su hijo, y mientras esto sucede, el pueblo trata de alzar la voz y reclamar lo que en realidad le pertenece, como es la elegibilidad de sus gobernantes, la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos.

Esto viene a demostrar con más fuerza que nunca que la información es el Cuarto Poder, y gracias a Internet, ya no está en manos de unos pocos. Las armas del pueblo no son piedras, azadas o herramientas del campo, ahora se han convertido en una cámara, un móvil y una conexión a la red para divulgar lo que está sucediendo. Y si la información puede derrocar estados o encumbrar a nuevos artistas, imaginad lo que puede hacer en cualquier ámbito.

No trato de polemizar, ni de convencer a nadie de lo que es el bien ni el mal, no trato de ir contra lo que digan unas escrituras sagradas. Tan solo mostrar una realidad, el mundo está cambiando a una velocidad 2.0 gracias a la Red.

Y esto solo es el principio, ya que dejan de existir distancias, y cualquier ciudadano se puede comunicar con cualquier otro ciudadano de la otra parte del mundo. De esta forma se crea un intercambio de culturas, de información, lo que alimentará la diversidad y heterogeneidad de las culturas, y la universalidad de la libertad, y por supuesto creará un mar de posibilidades que ya hay algunos que están aprovechando.

Es por esto que nace la importancia del Marketing Digital, del buen uso de las Redes Sociales, y el rigor e imagen intachable que tiene que ofrecer cualquier empresa a través de un buena gestión de sus negocios y el buen hacer de sus expertos en comunicación digital. Gracias a Internet, cada vez hay menos espacio para los secretos o las malas artes. Nacen nuevas oportunidades y vías de negocio que pueden ser el lanzamiento o el ocaso de una empresa.

El mundo está cambiando y podemos adaptarnos o sucumbir.

Publicado en Fotografía, Periodismo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Y llegó la mañana

1

El juez ya había procedido al levantamiento del cadaver cuando él llegó. El apartamento estaba plagado de un enjambre de policias y forenses que se movían a un ritmo frenético para seleccionar y catalogar todas, las pruebas.

En el suelo, junto a la entrada del salón, pudo ver la silueta de una mujer, dibujada en el suelo, y el suelo alrededor cubierto de una sangre que con el calor de agosto iba tornando a un color pardusco.

Y por fin amanece 

No había vuelto por ahí en meses, y jamás imaginaría que tras su marcha, tendría ese regreso tan macabro. En ese lugar se forjó el amor mas grande que jamás había sentido. Ver ese piso de nuevo, le traía un sabor agridulce.

2

 

Siempre había sido una mujer independiente, segura de si misma inteligente y con un gran corazón. Eso era lo que hacía que llamase la atención. Sumado a su gran atractivo la convertían en alguien excepcional, por la que muchos hombres perdían la cabeza. Y eso es lo que pasó…

Cuando le conoció, era un tipo sensacional, caballeroso sin ser machista, inteligente sin ser pedante, se cuidaba sin llegar a la “metrosexualidad” con una personalidad arrebatadora.

Pero todo acabó hace unos meses, pues parece ser que recuperó la cabeza, y el corazón no sentía nada.

 

Ella se sumergió en su propia pena, y cayó en una depresión. Él se marchó, sin decir nada, salvo que ya no la amaba. Ella comenzó a frecuentar otro tipo de ambientes donde conseguía dosis de evasión por poco dinero. Pero poco a poco sustituyó la dependencia que por él había sentido por la dependencia de la irrealidad

Perdió su trabajo, y comenzó su ruina, no pagaba la hipoteca, ni a su proveedor de momentos. Y no le quedó mas remedio que prostituirse.

 

3

 

Comenzó a pensar que no tendría que haberse ido, que podría haber evitado la tragedia. Pero su lado racional debatía con su conciencia, y argumentaba que era lo que había que hacer, que ya no tenía sentido permanecer allí mas tiempo.

 

Cuando entró al dormitorio, un escalofrío le recorrió la espalda y le hizo estremecerse. Estaba todo igual que cuando lo dejó, salvo por las cortinas rasgadas y la sangre que embadurnaba todo.

 

Una lágrima rebelde luchaba por escapar de su prisión.

 

4

 

No se lo esperaba, parecía un hombre inofensivo, las dos primeras veces, solo le pidió que se desnudara y bailara para él, otro día le trajo un vestido de novia y la dijo que se lo pusiera, ella accedió y él se acercó y comenzó a bailar con ella al compás de un vals imaginario.

 

Poco a poco sus peticiones fueron convirtiéndose en depravados actos de una mente enfermiza, pero no podía negarse, necesitaba el dinero, y nunca le hacía un daño insoportable.

 

La última noche, traía consigo una enorme bolsa de deporte. La vendó los ojos y comenzo a tocarla con algo frío, parecía algún objeto de hiero, pero con una superficie dentada. Cuando oyó arrancar el motor, le entró el pánico, y antes de que pudiera quitarse la venda, sintío un dolo agudo en su tobillo derecho.

 

Cuando volvió a ver, la luz le deslumbro, pero descubrió que donde antes tenía un pie, ahora había un muñon sangrante. Trató de corrér, pero él le dió alcance antes de llegar a la salida.

5

Tras las pesquisas pertinentes, dieron con el asesino, por un detalle simple e insiginificante, como suele ser siempre. Después de un registro en su casa encontraron en su frigorífico diferentes partes de cuerpos de mujeres.

No llegaba a comprender todavía lo sucedido. Le llamaron para que fuera al lugar donde se había cometido un asesinato con una gran violencia. Cuando le dieron la dirección, sintió un ahogo momentaneo, como si fuera un pequeño acceso de ansiedad.

No dejaba de repetirse mentalmente que todo había sido por su culpa, si no se hubiera ido….

Había sido un día terrible y no se podía quitar de la mente la imagen de su cadaver mutilado, no podía dejar de sentirse culpable por lo sucedido…

El piso era muy pequeño para los dos y decidió venderlo y buscar un piso más grande donde poder ubicar al nuevo miembro de la familia que venía en camino.

 

Le encantó esa pareja cuando fueron a ver el piso, se les veía unidos, compenetrados, le recordó a el mismo y a su mujer, unos años antes, cuando se mudaron a ese piso. Si no lo hubiera vendido, seguro que no hubiera sucedido nada de aquello, se decía una y otra vez.

 

Cuando llegó a casa, le estaba esperando su mujer y su hijo recién nacido que acaban de despertarse. Pensó de nuevo en lo sucedido y miró a la ventana, y supo que podía haber pasado ahí o en cualquiero otro sitio, en ese momento vió que salía el sol y comenzó a amanecer en la oscuridad de la culpa que esa noche había inundado su alma. Y llegó la mañana …

Publicado en Fotografía, Letras, Relatos | Etiquetado , | Deja un comentario

Bienvenidos a este viaje que hoy comienza

Desde mi tecladoQuien me conoce un poco, sabe que dos de mis pasiones son: escribir y la fotografía

Y hoy quiero comenzar a hacer lo que me gusta, ilustrar textos con mis fotos, o describir un instante congelado con palabras.

Hay quien dice que una imagen vale más que mil palabras, pero quiero añadir que una palabra correcta a tiempo, puede grabar en tu mente una imagen imborrable.

Esto ha comenzado como un proyecto, y en él me preguntaban sobre cual era el resultado que quería conseguir con este blog, y la respuesta la he tenido clara siempre, incluso antes de perjeñar este pequeño rincón, pues aunque siempre han sido solo unas aficciones muy personales, ahora me encantaría seguir escribiendo, seguir fotografiando y recopilarlos en un libro que quizá alguien quiera comprar.

¿Y quien me dice que algún día no me pueda ganar la vida haciendo lo que me apasiona?

Hoy tengo mi ordenador, mi cámara en ristre, y trataré de contar momentos, historias, relatos, poesías, noticias, críticas y pensamientos

Pero también intentaré mostrar enlaces con páginas relacionadas con el mundo de las letras, o de la fotografía, donde pueda aprender a optimizar mi cámara, donde mejoren mis letras y mi forma de contar las cosas. Y quizá quien llegue hasta aquí también le pueda servir de algo.

Bienvenidos a este viaje que hoy comienza

Publicado en Fotografía, Letras, Marketing digital, Periodismo, Relatos | Etiquetado , , | Deja un comentario